Amadeo Fuenmayor publica un artículo en «Expansión» sobre la «subvención a la muerte» presente en la actual tributación de las herencias
< Volver a noticias

El investigador de EvalPub, Amadeo Fuenmayor, aborda la tributación de las personas físicas en España, que se articula alrededor del eje renta-patrimonio-sucesiones.

El objetivo del autor es, mediante la contextualización del actual sistema impositivo y la presentación de un ejemplo práctico, mostrar al lector el inexistente gravamen al que se pueden enfrentar las ganancias patrimoniales lucrativas.

Con el paso de los años, la tributación de las personas físicas ha evolucionado paulatinamente hacia una «subvención a la muerte», tal como describe el autor. Analizando el conjunto de impuestos, se analiza en primer lugar el Impuesto sobre el Patrimonio. Este impuesto dispone de un mínimo exento (variable según la CC.AA), así como de exenciones sobre el patrimonio empresarial y la vivienda habitual que pueden eximir de tributación a ciertos activos.

Respecto al IRPF, este impuesto no grava las plusvalías latentes generadas por la revalorización de un activo año tras año, únicamente grava las ganancias patrimoniales en el momento en el que se realizan. Cuando el poseedor de un activo fallece y los descendientes presenten la declaración del IRPF del fallecido, las ganancias patrimoniales tampoco se verían gravadas, al considerarse que no existe ganancia o pérdida patrimonial cuando se producen transmisiones lucrativas por causa de muerte. Incluso cuando el heredero (o donatario) inscribe un bien en su patrimonio, lo hará por el importe actual, sin declarar a efectos del IRPF las ganancias patrimoniales generadas por ese bien desde su adquisición.

Por último, revisando el Impuesto sobre Sucesiones, el conjunto de reducciones (de base y coeficiente) y bonificaciones reguladas en algunas CC.AA. pueden reducir considerablemente, e incluso prácticamente en su totalidad, la carga tributaria a asumir por el heredero.

Para concluir, el autor remarca la necesidad de reformar la imposición sobre el patrimonio y las sucesiones, con el fin de simplificar y modernizar ambos impuestos, reforzar el gravamen sobre las grandes fortunas e incrementar la capacidad tributaria de las CC.AA.

Acceso al artículo completo